Las aventuras de Star Gordo: Un universo de esperanzas: El origen

Las aventuras de Star Gordo: Un universo de esperanzas: Libro de muestra

Fue en junio del 2.004 cuando sentí la llamada de la literatura. Escribía sin parar, impulsado por la imaginación y la creatividad. En agosto de ese mismo año se me ocurrió escribir un relato de humor que tuviera un fondo de ciencia ficción, Se me ocurrió que el protagonista podría llamarse “Star Gordo”. Star, por “star wars” y “Gordo” por el héroe de los cómics, “Flash Gordon” de los años 40. Pero a medida que escribía, más me convencía de que era mejor escribir un relato serio ¡Pero no se me pasaba por la cabeza cambiarle el nombre al protagonista! Así que, decidí que el nombre estaría basado en su amor por las estrellas, junto al tamaño de su barriga. Esa combinación de fantasía y realidad, daría suerte a su protagonista.

El argumento narra el hartazgo de Tonio Saincho, un hijo de padres terrestres que reside junto a su tirano tío, Juanio, en una semidesértica luna del planeta Bilmo, situado en el “Binomio Galáctico”. Al igual que muchos terrestres, la familia de Tonio fue contactada en secreto por mercaderes del planeta Tirio, que les prometieron un futuro mejor, a cambio de que les pagaran el viaje. No todos los mercaderes son trigo limpio y una vez en su destino, los venden como esclavos, con frecuencia, para trabajar en las duras minas espaciales. Ese iba a ser el destino de la familia de Tonio. Pero se hicieron muy amigos durante el viaje, sobre todo, de los niños, y los contrabandistas, como mal menor, los desembarcaron en “Yunia”, la luna casi vacía del planeta Bilmo, donde podrían ganarse la vida en tareas agrícolas. Allí, la mayor parte de la población eran ancianos y otros emigrantes terrestres, como ellos.

Pues bien, cuando mueren los padres de Tonio, ella por enfermedad, y él por una sospechosa caída en un barranco durante una noche de borrachera, su tío, Juanio, se hace cargo de la herencia de Tonio, pero le da poco dinero. El no duda en gastarlo en vino en la taberna. Harto de la situación, y temiendo quedarse sin nada, un día se encara con Juanio. No es la primera vez, pero en esta ocasión, Tonio se muestra más inflexible, hasta el punto de que su tío tiene que intimidarlo con una navaja para hacerlo callar. No insiste. Ya ha dicho lo que tenía que decir. Sabe donde esconde el dinero. Lo vio un día desde la ventana cuando llegó del pueblo antes de lo previsto. Hace el equipaje en secreto y decide que se irá la próxima noche que vaya al pueblo a emborracharse y jugar a los dados. Cogerá su parte de la herencia y le dejará una nota en la que se compromete a mandarle dinero. También le deja otra a su vecino, rogándole que ayude a su tío durante su ausencia.

A vida nueva, nombre nuevo. Eso piensa Tonio, que ya sabemos, que se hará llamar, Star Gordo. Antes de ir al prometedor planeta “Teluria”, decide ir al más cercano, “Bilmo”. Pero Tonio apenas ha salido de “Voria”, el pequeño y acogedor pueblo de Yunia. Por eso no sabe que los terrestres son muy aborrecidos en los planetas del Binomio. Sus modales y forma de vestir lo delatarán muy pronto, y tendrá que soportar las humillaciones de sus pobladores. Pero en su búsqueda por un futuro mejor, el protagonista se verá inmerso, sin pretenderlo, en una apasionante aventura espacial, que cambiará su vida para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s